47 – Chick Corea, creando espacios

my spanish heart

Chick CoreaMy Spanish Heart. Polydor, 1976

A finales de los años sesenta, cuando el ‘Hacedor’ (aka Miles Davis) decidió que había que comenzar a transitar otras carreteras, que había que olvidar el cariz obvio que estaba tomando el jazz y reaprender de nuevo a hacer y tocar música. A finales de los años sesenta, cuando el ‘Hacedor’ (aka Miles Davis) decidió que para su nueva banda necesitaba sangre virgen que no estuviera ‘contaminada’ por los aprirorismos establecidos, Sigue leyendo

31 – Herbie Hancock, hijo del padre

Herbie+Hancock+-+Head+Hunters+-+LP+RECORD-364139

Herbie HancockHead Hunters. Columbia, 1973

En todas las cosmogonías existe un dios padre (Zeus, Yahvé, Ra…) que encarna la creación, el momento en que se vislumbra la primera luz tras el caos primigenio. Después de la ruptura del velo por parte de este original demiurgo aparecen los semidioses, profetas o hijos, que transmiten el conocimiento y siguen propiciando la ‘magia’ necesaria para que el milagro que ilumina las conciencias no se detenga. Si en la cosmogonía musical -y en la particular e intrasferiblemente mia- el dios padre es Miles Davis, Hancock es sin duda su hijo mas trascendente. Sigue leyendo

21 – Miles Davis, la segunda venida

bitches-brew

Miles DavisBitches Brew. Columbia, 1970

“Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, y había en Su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino Él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y Su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. De Su boca sale una espada aguda para herir con ella a las naciones, y Él las regirá con vara de hierro; y Él pisa el lagar del vino del furor de la ira del Dios Todopoderoso. Y en su vestidura y en Su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES”. Apocalipsis 19:11-16 Sigue leyendo