48 – Bob Dylan, el verbo afilado

blood on the tracks

Bob DylanBlood On The Tracks. Columbia, 1975

Ahora entiendo lo que debe sentir un naufrago que se encuentra viajando en una pequeña balsa por mitad del océano. Tiene una brújula y un remo: sabe en que dirección debe ir y tiene un medio para impulsarse. Pero la amplitud y grandiosidad de la extensión que se abre ante él le abruma hasta el punto de que esta apunto de renunciar  y dejarse llevar por la corriente. De todos los capítulos de ‘Dioses y Monstruos’ este es probablemente el más difícil. Más incluso que el de The Beatles o Frank Zappa. Si sobre estos se han emborronado millones de cuartillas, que decir de lo que se ha escrito sobre el judío errante. Sigue leyendo

6 – Van Morrison, el irlandés cabreado

moondance

 

Van MorrisonMoondance. Warner Bros., 1970

“Lo único que me gusta es la música. El resto es pura mierda. El tipo de mierda que la fama atrae es muy oscura, y a mi solo me gusta la música, eso es todo”. Tal cual se lo dijo Van The Man hace un par de años a un periodista. Lo cierto es que tiene que ser jodido ser uno de los mejores cantantes que se han subido jamás a un escenario, y haber coincidido en el tiempo con todas las grandes bestias de los 60 y los 70. Sigue leyendo