48 – Bob Dylan, el verbo afilado

blood on the tracks

Bob DylanBlood On The Tracks. Columbia, 1975

Ahora entiendo lo que debe sentir un naufrago que se encuentra viajando en una pequeña balsa por mitad del océano. Tiene una brújula y un remo: sabe en que dirección debe ir y tiene un medio para impulsarse. Pero la amplitud y grandiosidad de la extensión que se abre ante él le abruma hasta el punto de que esta apunto de renunciar  y dejarse llevar por la corriente. De todos los capítulos de ‘Dioses y Monstruos’ este es probablemente el más difícil. Más incluso que el de The Beatles o Frank Zappa. Si sobre estos se han emborronado millones de cuartillas, que decir de lo que se ha escrito sobre el judío errante. Sigue leyendo

43 – Marvin Gaye, tentación húmeda

I-Want-You

Marvin GayeI Want You. Tamla, 1976

¿El álbum mas sexy que he escuchado?… Probablemente si. Compuesto y producido en mitad de su divorcio con Anna Gordy -la hermana mayor de Berry,  ‘capo’ de Motown-, y su nueva relación con Janis Hunter -lo que sin duda influyó en la temática de las letras y en el cariz sensual del sonido-, y pese a no ser tener tan buenas críticas como otros álbumes suyos, para mi es, sin duda, el disco que mejor representa lo que significó Marvin Gaye para la música, y los que disfrutamos de ella,  durante los años que paso sobre este planeta. Sigue leyendo