30 – Elton John, Mozart del pop

goodbye yellow brick road

Elton JohnGoodbye Yellow Brick Road. MCA, 1973

Todas las comparaciones son siempre odiosas. En este caso puede incluso que alguien la perciba como insultante, pero cuanto más me documento e investigo sobre la vida y obra de Reginald Kenneth Dwight -mas adelante contaremos como se convirtió en Elton John– más me convence el subtitulo de ‘Mozart del pop‘ con el que he acompañado este artículo. Además de odiosas e injustas, las comparaciones tienen la obligación de ser exageradas para que su efecto metafórico sea más evidente, y creo que lo estoy consiguiendo. Para mi las semblanzas saltan a la vista, en lo personal y en lo artístico. Comenzando por la precocidad en demostrar sus habilidades. Si Woflgang asombraba a las cortes europeas con siete años, Reginald se aprendió un vals de oído con cuatro, y le otorgaron una beca por su artes pianísticas con 11. Si Mozart fue un personaje excesivo, de un genio desbordado e incontrolable, y con una personalidad excéntrica y grosera -si atendemos al biopic cinematográfico que seguro que también peca de exagerado-,  Elton  -salvando las distancias y las épocas- también; siempre cultivó una imagen pública extravagante en la que destaco su afán por ‘escandalizar’ con sus disfraces. A principios de los años noventa confesaba en una entrevista el coste personal que le había supuesto asumir ese papel  -abuso de drogas, depresión y bulimia- y su lucha personal para recuperar el control. Si a Wolfgang  no le costaba ningún esfuerzo componer una melodía irrepetible en cuestión de minutos, y no nos legó más composiciones porque su vida fue corta, la creatividad de Elton todavía pervive, y en la cima de su genio -durante los años setenta-,  junto a  su inseparable Bernie Taupin,  fue una factoría de crear éxitos:  veinticinco singles en el Top 40,  16 en el Top 10, y seis número uno. Sobre los hits de Mozart no hace falta extenderse demasiado, probablemente fue el primer compositor de la historia en tener fans que se aprendían sus canciones de memoria y esperaban ansiosos a que la estrella ‘lanzara’ un nuevo ‘single‘.

elton-john1

Elton John nació como Reginald Kenneth Dwight el 25 de marzo de 1947. Es el hijo mayor de Stanley Dwight  y  Sheila Eileen Dwight (nacida Harris), y fue criado por su abuela en Middle Essex. Estudió hasta los 17 años, y lo dejó para dedicarse de lleno a la música cuando estaba por examinarse para entrar en la Universidad . Una decisión que no contó con el beneplácito de su padre, teniente de vuelo de la RAF, que intentó por todos los medios que eligiera una carrera más convencional. Su padre también era músico, pero militar antes que artista, y siempre se mostró muy represor y restrictivo con el joven Reggie. Años más tarde, John declararía que su etapa mas loca de  disfraces y poses excesivas fue una reacción ante la férrea disciplina que intento inculcarle su padre. Pero no todo eran sombras. Los Dwight eran amantes de la música, les gustaba comprar vinilos, y ello permitió al joven estar conectado a la música popular, sobre todo al rock’n’roll, desde que Bill Haley o Elvis publicaron sus primeros temas.

El pequeño Dwight comenzó a tocar el piano a la edad de 3 años, y se convirtió en la atracción de las fiestas y reuniones familiares. Con siete ya se le veía el potencial y le apuntaron a clases de piano particulares. En la escuela era la admiración de los profesores por su capacidad para componer melodías, y se hizo famoso en el ‘cole’ por actuar como Jerry Lee Lewis en las funciones escolares. Con  once años le concedieron una beca que le permitió cursar el primer ciclo en la Royal Academy of Music de Londres. Según uno de sus instructores de la academia, recién ingresado en la misma, Reggie fue capaz de tocar hacia atrás, como un “disco de gramófono”, una pieza de cuatro páginas de Haendel que acababa de escuchar. Durante los cinco años siguientes acudió a la academia, y sin esfuerzo aparente fue pasando los grados. “Pese a que me encantaba tocar Chopin o Bach, y cantar en el coro, me molestaba tener que ir a la academia. Era uno de esos niños que sin practicar ni estudiar aprobaba sin problemas. En ocasiones me saltaba las clases y me iba a pasear por el metro”. Esto es lo que él dice, pero algunos de sus antiguos profesores insisten en lo contrario, que fue un estudiante modelo y que incluso se busco clases particulares de apoyo.

elton-john3

Su madre, aunque también estricta, era mucho más condescendiente con él que el férreo Stanley. Un padre que casi siempre estaba ausente, y que cuando aparecía se enzarzaba en crudas discusiones con Sheila. Esta se acabaría divorciando cuando Reginald cumplió los catorce, y se casó con un pintor local, Fred Farebrother, que fue un padrastro cariñoso y atento que siempre le dio el apoyo que le había negado su progenitor. Con 15 años, con la ayuda de su madre y su padrastro, Reginald Dwight se convirtió en pianista de fin de semana en un bar cercano, el Northwood Hills Hotel, donde tocaba las noches de jueves a domingo por 35 libras a la semana. Conocido simplemente como Reggie, interpretaba estándares populares de Jim Reeves o Ray Charles, así como algunas de sus composiciones.

En 1964, Dwight y varios amigos formaron una banda llamada Bluesology. Fue una época agitada. En horario diurno hacía encargos para una editorial de música, y por la noche se preparaba para ser una estrella del rock. Dividió sus noches entre las actuaciones ‘alimenticias’ como pianista de standarts.  y tocar con Bluesology. Al poco tiempo se fueron de gira por EEUU y actuaron con gente como The Isley Brothers, Major Lance, Billy Stewart, Doris Troy y Patti LaBelle & The Bluebelles, consagrándose en 1966, cuando Bluesology pasó a ser la banda de apoyo de ‘Long’ John Baldry, y llegó a actuar 16 veces en el Marquee Club. Tras ser rechazado en sendas audiciones por King Crimson y Gentle Giant, Dwight respondió a un anuncio colocado por Ray Williams, el A & R de Liberty Records, en el New Musical Express . En su primera reunión, Williams le dio a Reggie una pila de letras escritas por Bernie Taupin, que casualmente había respondido al mismo anuncio. Con su habitual destreza, Dwight escribió la música para esos textos y se lo reenviaron a, Taupin. Cuando los dos se conocieron un año mas tarde grabaron lo que sería la primera canción del mágico dúo: Scarecrow.

Seis meses después, Reginald tomaría otra decisión clave para su futuro. Su nombre real no era lo que se dice ‘comercial’, el decía que sonaba como una lavadora en marcha, y se lo cambió por Elton John, tomando el primer nombre de Elton Dean -saxofonista de Bluesology-, y el primero también de John Baldry. Ya como dúo,  John y Taupin se unieron a  DJM Records como compositores de plantilla, y durante los dos años siguientes escribieron canciones para Roger Cook y Lulu entre otros. Taupin escribía un lote de letras en menos de una hora y se lo daba a John, quien para escribir la música solo necesitaba media. Durante este período John también fue músico de sesión para otros artistas, siendo muy destacada la colaboración tocando el piano con The Hollies  en el que probablemente fue su tema mas conocido: He Ain’t Heavy, He’s My Brother. El siguiente paso era sacar su primer álbum. Fue en 1969 y se tituló Empty Sky, sin demasiado éxito comercial, pero con dos grandes cortes como Skyline Pigeon y Lady Samantha. Para su segundo disco, Elton John, comenzó a contar con la producción de Gus Dudgeon, quien previamente había trabajado en el mítico Space Oddity de Bowie. En este álbum se incluían dos de sus primeras grandes composiciones, dos de las obras indispensables en su carrera: Border Song y Your Song. Después vendría Tumbleweed Connection en el 70, Madman Across the Water en el 71, Honky Château en el 72 -disco que incluía otro de sus mejores e intemporales temas, el mágico Rocket Man-, y Don’t Shoot Me I’m Only the Piano Player en el 73, todos ellos producidos por Gus Gudgeon. Ese mismo año en el que editó su sexto álbum se publicaría también la obra que nos sirve para ilustrar musicalmente este texto: Goodbye Yellow Brick Road.

elton-john2

La música del disco fue compuesta durante una corta estancia de tres días de Elton en el Flamingo Pink Hotel en Kingston, Jamaica. La producción del álbum se inició en Jamaica en enero de 1973, pero el jaleo derivado de la situación política del país, la perturbación social que se estaba creando por el combate de Frazier y Foreman que se iba a celebrar en Kingston, y problemas en el estudio, hicieron que volvieran a Europa, produciéndose completamente en el Château d’Hérouville en Francia. Es el primer álbum doble de la discografía de Elton John, y se puede considerar como su cumbre artística. Una obra que incluye sus mejores virtudes, un trabajo en el que deslumbran todas las capacidades creativas de John y Taupin. Desde el inicio rock progresivo de Funeral for a Friend (Love Lies Bleeding), a dos de sus mejores baladas como Candle in The Wind o Goodbye Yellow Brick Road, desde el soberbio Bernie & The Jets, al toque hard rock de Saturday Night Alright for Fighting.

Siempre se es injusto cuando uno hace un elogio tan encendido de un artista sin apenas mencionar a todas las personas que ha tenido atrás, apoyándole, empujando, y puede que en este caso sea más injusto que nunca. El indiscutible hecho de que para los que no tenemos el ingles como lengua nativa los textos siempre estén en un segundo plano hace que no se le preste tanta atención a Bernie Taupin, escritor y poeta, probablemente el mejor letrista de la historia de la música popular. Siempre recordare a una profesora del instituto que nos enseño ingles con sus letras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s