26 – Pink Floyd, ecos del futuro

pink_floyd_-_meddle cover

Pink FloydMeddle.  Harvest, 1971

“Ningún ingenio fue grande sin mezcla de locura”
Séneca

Este capítulo dedicado a Pink Floyd no podía comenzarse de otra forma que no fuera hablando de Syd Barret, de su caída en el pozo de la locura. Una circunstancia que provocó que tuviera que abandonar demasiado pronto a su criatura recién alumbrada. De muy joven se vio inmerso en una espiral de demencia mezclada con drogas psicotrópicas que le incapacitaría para seguir manejando los controles de su banda y, lo que es peor, de su propia vida. Barret fue un compositor y cantante brillante, errático y disperso, responsable de convertir un grupo de amigos que pretendían montar una banda de blues en una formación que primero fue psicodélica y luego acabaría destrozando todas las etiquetas. Uno de los mejores combos que han pisado el orbe.

En 1965, mientras que Barrett estudiaba pintura y bellas artes en la escuela de arte de Camberwell en el sur de Londres, Waters, MasonWright estaban estudiando arquitectura en la Regent Street Polytechnic. Casi todos se conocían desde primaria, incluso David Gilmour -que le sustituiría poco después- era de la pandilla. La iniciativa la tomaron los ‘arquitectos’, que reclutaron a Syd para su blues band. Barrett tuvo su primer golpe de genio al bautizar la formación: combinó los nombres de dos músicos de blues, Pink Anderson y Floyd Council, y así nació Pink Floyd. La aportación de Syd a Pink Floyd no fue únicamente con composiciones e interpretaciones -lo que sucedió exclusivamente en los dos primeros discos del grupo, los únicos en los que participó activamente- sino que se convirtió en una especie de espíritu inspirador que siempre se hacía presente. Desde el álbum conceptual sobre la locura que podría ser Dark Side of The Moon, hasta las más que evidente evocación de su recuerdo en temas como Shine on You Crazy Diamonds o Wish You Were Here. Además ayudó a concebir las actuaciones de la banda como espectáculo, el mayor espectáculo que ha dado jamás una banda de rock en directo. En 1967, cuando los conciertos de rock consistían en que cuatro tíos subieran a un escenario de madera y empezaran a aporrear sus instrumentos, Barret ya lo tenia claro:” Apenas hemos empezado a rascar la superficie de lo que puede suponer la combinación de luces y efectos con la música”. Sin embargo, las presiones de ser una rock star, su propia demencia latente, y el excesivo uso de LSD -cuentan que por aquel entonces consumía a diario- provocaron que su comportamiento comenzara a ser más que errático, tan imprevisible y extraño -en el escenario y fuera de el- que sus colegas se vieron obligados a sustituirle en las actuaciones primero, y definitivamente en la banda poco después. Tras varios intentos de arrancar una carrera en solitario, al finales de la década tuvo una grave crisis cuyas consecuencias fueron que su vida pasara a ser la de un ermitaño en tratamiento psiquiátrico hasta su muerte en 2006.

SydBarrettTuningGuitar1969(c)MickRock

El blues rock simple y directo de sus inicios comenzó a  dar paso a un sonido más influenciado por lo que estaban haciendo The Beatles en Revolver o The Byrds con Eight Miles High, se estaban abriendo las puertas de la percepción  A la música le siguieron las letras de Barrett, y mediante cambios de compás sorpresivos, interludios improbables, y efectos de sonido que parecían surgidos del espacio, la banda estaba generando expectación en los ambientes más underground de la capital. Por entonces, estamos en el 66, un año antes de que editaran su primer Lp, el repertorio del grupo consistía principalmente en rhythm and blues, pero Barrett conseguía que sus performances en directo, utilizando una máquina de eco o un encendedor Zippo a lo largo de las cuerdas de su guitarra para crear sonidos espectrales, fueran algo más que simple rock’n’roll. En una de esas actuaciones estaba Peter Jenner, un profesor de la London School of Economics, que quedó tan impresionado con los efectos sonoros que creaban Barret y Wright en directo que se asoció con su amigo Andrew King y se convirtieron en sus managers.  Bajo la batuta de Jenner y King comenzaron a conseguir muchas más actuaciones, y a aderezar sus conciertos con rudimentarios espectáculos de luz, simples pero visualmente muy efectivos para la época.  En un artículo aparecido en The Sunday Times se hacían eco de que algo nuevo estaba pasando “En el lanzamiento de la nueva revista IT de la otra noche, un grupo pop llamado Pink Floyd tocaba música punzante, mientras que una serie de formas de colores extraños brillaba en una pantalla gigante detrás de ellos… al parecer muy psicodélico “. Aunque no todo fueron parabienes,  después de una actuación en un club de jóvenes católicos el propietario se negó a pagarles alegando que su actuación no era música.  Y aunque presentaron una demanda en el juzgado de faltas,  el juez le dio la razón a la organización juvenil y se quedaron sin cobrar. Sin duda eran mucho mejor recibidos en  Marquee, y sobre todo en  UFO  de Londres, donde ya tenían un buen numero de seguidores que estaban entusiasmados con ellos, principalmente con Barret. Nicholas Schaffner lo recuerda en la biografía de Syd: “Saltaba por el escenario, era la locura… la improvisación… la inspiración para ir mas allá de sus propios limites y hacer lo que ninguno de los otros podía hacer”

Pink-Floyd2

En 1967 Pink Floyd comenzó a atraer la atención de la industria de la música. Mientras negociaban con discográficas, Joe Boyd, el cofundador de la revista IT  y del UFO Club, y el agente del grupo, Bryan Morrison, financiaron la grabación de algunas canciones en los estudios Sound Techniques de West Hampstead. El 29 de enero de ese año cocinaron Arnold Layne y Candy and a Currant Bun. Tres días más tarde Pink Floyd firmaría con EMI, recibiendo un adelanto de 5.000 libras. EMI lanzó el primer single de la banda, Arnold Layne, el 10 de marzo de 1967 a través de su división Columbia. El protagonista de la canción es un personaje cuyo pasatiempo principal es usar vestidos y ropa interior de mujer robada de los tendederos. Waters decía que era  una persona real: “Tanto mi madre como la madre de Syd tenían estudiantes femeninas como inquilinas porque no había residencias para niñas, así que había constantemente grandes tiradas de sujetadores y bragas en nuestros tendederos, y ‘Arnold‘ o quienquiera que fuese, se llevaba piezas de nuestra colada “.  El  ‘escabroso’ tema de la canción provocó que Radio London y otras emisoras la retiraran de su programación,  pero pese a ello entro en el top 20 del Reino Unido. Un par de meses más tarde EMI-Columbia editaría el segundo single, See Emily Play. Comercialmente funciono mejor que Arnold Layne, llegaron hasta el sexto puesto de ventas y actuaron en el mítico Top of The Pops de la BBC. El rápido suceder de los acontecimientos aceleró el desmoronamiento de Barret. Merendaba LSD todos los días, era imprevisible en sus reacciones, el inicio de su decadencia estaba ya muy cerca. Mason lo describió diciendo que “está totalmente alejado de lo que sucede”. Antes de la caída tuvo tiempo de participar en la composición de casi todos los temas -además de ser cantante principal y guitarra solista- del primer larga duración de Pink Floyd: The Pipers and The Gates of Dawn. Pero era evidente que el chico no estaba bien. Una noche, antes de salir a escena, June Child (la secretaría de Fenner) se lo encontró en el camerino “…estaba tan tan… ido…Roger y yo lo pusimos en pie y lo sacamos al escenario, el publico respondió bien porque le amaban, la banda comenzó a tocar y Syd se quedo ahí pasmado, con los brazos colgando…” Al final el jefe, Waters por supuesto, decidió tomar las riendas del asunto. Paso a ser el primer cantante, principal compositor, y Barret fue sustituido por Gilmour.

Pink-Floyd1

Lanzado en octubre de 1971, Meddle no sólo confirma el paso adelante de David Gilmour como fuerza modeladora real en el grupo, sino que se reafirma con fuerza y precisión que el grupo ya se encuentra de nuevo en la senda del crecimiento”, escribió Jean-Charles Costa de la revista Rolling Stone. NME califica Meddle “excepcionalmente buen disco”, señalando Echoes, como el “cenit al que los Floyd se han esforzado por llegar”. Sin duda Meddle es un álbum de transición entre el grupo de Barrett con influencias de la década de 1960, y lo que será el Pink Floyd del futuro. A mi modo de ver el registro más equilibrado y potente desde la salida de Syd del grupo y el Floyd de Waters, el Floyd de Dark Side Of The Moon.

Aunque las pistas discurren en un amplio abanico de estados de ánimo, Meddle se considera más coherente que su predecesor Atom Heart Mother. Comienza con el acongojante One of These Days, que funde con el clásico efecto de viento que utilizarían mas adelante en Wish You Were Here con A Pillow of Winds, una preciosa balada acústica, romántica, algo curioso y no demasiado habitual en ellos. A continuación escuchamos Fearless, que utiliza grabaciones de la grada del campo del Liverpool (Waters es un autentico forofo del fútbol). Saint Tropez es un tema inspirado en un viaje a Francia de la banda en el 70, muy sencillita, como asustada de estar en este álbum. Le sigue el toque humorístico y burlón de Seamus, un pseudo-blues en el que se escucha el perro de Steve Marriott  aullando junto a la música. Llegamos al último y definitivo corte del álbum, ocupa toda la cara B y es el que define el disco, lo mejor de la banda hasta ese momento. Echoes es un viaje de 23 minutos repleto de experimentaciones sonoras y efectos sorprendentes, muchos de ellos descubiertos involuntariamente. La banda dedico casi seis meses de trabajo en tres estudios diferentes para completar la pista.

“Un eco de un tiempo distante/ viene revolviéndose a través de la arena/Y todo es verde y submarino/ Y nadie nos llamó a la tierra/Y nadie sabe donde o porque/algo se agita/Y algo intenta subir hacia la luz.”

7 pensamientos en “26 – Pink Floyd, ecos del futuro

  1. Felicitaciones Joan me encanto el articulo, aunque me quede con sabor a mas a saber que sucedio con la banda desde Echoes hasta nuestros dias.
    Gracias y felicitaciones nuevamente!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s